Cómoda Mandala

Ha sido un proyecto personal, por que la cómoda pertenecía a una difunta tía de mi marido. La cómoda como podéis ver en la foto “del antes” era el tipo de mueble que cada abuela tenía al lado de su cama. Me inspiré en sus patas para decorarla, con este aire bohemio, y patas en forma de lágrima que me recordó a Asia, y a las cúpulas del Tibet… Así tuve la idea de pintarla con una mandala en la puerta que acopla con el chapado antiguo de raíz aún visible debajo de la pintura.

La tela del interior y la borla de cuentas de cristal, producen un resultado colorido con inspiración boho, lo han convertido en un bonito recuerdo de una querida tía.






IVA incluído. Transporte: ponte en contacto y buscaremos la opción más asequible.